El Consejo Directivo de la Facultad, se pronunció ante la situación actual que viven las Universidades Nacionales

  • 30 Agosto, 2018

comunicadoconsejofacultad

El día 30 de agosto de 2018, el Honorable Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Naturales e I.M.L., se reunió en la Sala de Consejo de Facultad. En esta Sesión Extraordinaria, discutieron y analizaron: La situación presupuestaria de la universidad, el reclamo docente y el paro como consecuencia de la crisis salarial.

Como resultado de la sesión extraordinaria del HCD de la FCN e IML se aprobó por unanimidad los términos de la siguiente declaración y su difusión a toda la comunidad de la facultad y de la universidad:

“El Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Naturales e IML quiere manifestar su consternación por la deplorable situación presupuestaria de nuestra UNT, comparable a la del resto de las Universidades Públicas argentinas. Los reclamos, tanto docentes como de los ciudadanos comprometidos con el rol que ha jugado la educación pública en la democratización de nuestro país, reconocen su clara contribución a la formación de ciudadanos críticos, productivos y creativos. La libertad de expresión que ha caracterizado el ambiente de las universidades públicas argentinas permite que hoy manifestemos que ante una situación económica que no da tregua, la educación pública debe ser sostenida con más obcecación y decisión que en los tiempos de bonanza. Cincuenta y siete universidades se encuentran de paro, más de un millón de alumnos sin clases, situación que genera angustia no solo a todas las comunidades universitarias sino también al país entero. Esta situación no es casual. Los  presupuestos universitarios se pagan en tiempo y forma, pero sin consideración del índice inflacionario, lo que implica en los hechos un ajuste encubierto.  Lo que no se encubre es que la política que enmarca esta desfinanciación de la educación pública es la de la insolidaridad, el individualismo, la ausencia del Estado, que responde a un modelo concreto de excluir explícitamente a las Instituciones educativas en el proceso de conformación del Estado, atentando con ello a la movilidad social de los argentinos.  Una política para la que las conquistas sociales duramente conseguidas pasan a ser gasto público ineficiente. Ciudadanos universitarios, compatriotas, reclamemos al gobierno lo que nos pertenece: producir, transmitir, divulgar conocimiento en ambientes seguros, con sueldos dignos, estudiantes cómodos. Así podremos contribuir a la educación de ciudadanos de bien que sepan defender el estado de derecho y sus derechos con la responsabilidad y fortaleza que ellos se merecen. La educación es el motor poderoso de los pueblos libres y soberanos.”