Estudios Arqueológicos en Horco Molle

  • 27 Abril, 2022

1

Hace más de 25 años, Horco Molle es elegido por docentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales e I.M.L. para llevar a cabo estudios arqueológicos de ocupaciones prehispánicas. Con el objetivo de establecer un diálogo participativo con las y los profesionales que realizan investigaciones allí, el sitio fue visitado por la Vicedecana, Dra. Norma Nasif, y la Secretaria de Ciencia y Técnica, Dra. María Inés Isla.

“Horco Molle presenta una especial potencialidad como escuela de campo para las prácticas de las carreras de Arqueología y Tecnicatura en Museología de nuestra institución”, expresó la Dra. Nasif. En ese sentido, la Vicedecana explicó que esta visita se realizó en función de conocer en terreno el trabajo de excavación e interactuar con docentes y estudiantes en el sitio, lo que es fundamental para definir las gestiones necesarias para hacer del lugar un museo de sitio y un centro de interpretación tal como lo propusieron sus investigadores. “De esta manera, se logrará enriquecer –aún más- la práctica científica y educativa de estas carreras y, por otro lado, fortalecer la relación Facultad-Sociedad a través de la preservación del espacio y el patrimonio”, agregó. 

“Son numerosas las cátedras e institutos que realizan tareas de prospección y excavación en Horco Molle y, gracias a ellas, se generan interesantes e importantes hallazgos. La mayoría de ellos, dan cuenta de la presencia de grupos humanos habitantes de esta zona durante el primer milenio de nuestra era”, explicó la Secretaria de Ciencia y Técnica, Dra. María Inés Isla. 

En ese marco, el Instituto de Arqueología y Museo (IAM) es un gran gestor y difusor de diferentes descubrimientos en la zona. En ese sentido, la Secretaría de Extensión y Comunicación aprovechó la ocasión para entrevistar al Arql. Gabriel Eduardo Miguez, docente-investigador del IAM (FCNeIML) y especialista en arqueología prehispánica de las tierras bajas de Tucumán, acerca de las investigaciones que lleva adelante en la zona.

  • ¿Qué características y antigüedad tienen los sitios de Horco Molle?

En los sitios hemos podido registrar contextos con evidencias de actividades domésticas (en algunos casos asociados a alineamientos de piedra, que podrían ser restos de viviendas) y entierros humanos en vasijas funerarias. Hace relativamente poco datamos un entierro de tres infantes en una urna de 1.400 años de antigüedad procedente del sitio Horco Molle, que abarca Lomas de Imbaud y el cañaveral de la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia UNT. Otra datación relevante fue la hallada en el Sitio Anta Yacu 2, donde encontramos vasijas-urnas de 2.200 años antes del presente, lo que indicaría que la presencia humana en la zona tiene más de dos milenios de antigüedad. 

  • Hace poco estuviste realizando una excavación arqueológica en la zona de Horco Molle. ¿Cómo surgió la idea de realizar dicha excavación y porqué eligieron ese lugar para efectuarla?

Como es sabido, en la Reserva Experimental Horco Molle (REHM) estudiantes y jóvenes investigadores de nuestra facultad pueden realizar sus primeras experiencias científicas, ya sea llevando a cabo sus tesinas de grado o realizando actividades de campo con fines educativos propuestos por las cátedras. Sumando a las oportunidades, actualmente estoy coordinando el proyecto “Estudio de las prácticas sociales cotidianas en ocupaciones prehispánicas en el piedemonte oriental de la Sierra San Javier: la zona de Horco Molle como caso de estudio (Dpto. Yerba Buena-Tucumán)”. En función del principal objetivo de dicho proyecto, que busca evidenciar actividades cotidianas (domésticas y de otros tipos) en espacios dentro o próximos a unidades de vivienda, se decidió plantear una extensa excavación. Esto posibilitó concentrar en un mismo lugar a todos las y los estudiantes que el año pasado cursaron la materia Práctica de Campo 3 -que llevaron a cabo sus primeras tareas de excavación-, para lo cual hemos trabajado en coordinación con los docentes de dicha cátedra que está a cargo del Dr. Salomón Hocsman, El lugar elegido fue el terreno cultivado con caña de azúcar ubicado al sur de la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia (EAS), sector en el cuál ya se habían realizado previas intervenciones arqueológicas con resultados positivos.

  • ¿Cuáles fueron los principales resultados y que relevancia tienen desde el punto de vista científico?

Los resultados han sido fructíferos y permiten acercarnos a los objetivos propuestos. Entre otros restos, registramos numerosos fragmentos de recipientes cerámicos, instrumentos de molienda y artefactos en piedra tallada, como por ejemplo puntas de proyectil en cuarzo y obsidiana, que en algunos sectores se presentaban dispersos y en otros formando significativas asociaciones en niveles de ocupación prehispánica. Incluso también hallamos algunos objetos de alto valor simbólico, como un pequeño reptil formatizado en roca metamórfica. Pero lo más importante, como suele suceder, llegó al final de la excavación, ya que encontramos dos estructuras de combustión de forma circular. De manera hipotética, estamos analizando la posibilidad de que las estructuras de combustión, por su forma, tamaño y la manera en que fueron construidas, hayan sido hornos para la cocción de artefactos cerámicos.

El estudio de un hallazgo como este puede ser muy útil para generar nuevos conocimientos sobre las actividades y la tecnología vinculadas a la producción de alfarería como parte de las prácticas cotidianas que se llevaron a cabo en ocupaciones prehispánicas del área pedemontana de la provincia de Tucumán, uno de los tantos aspectos poco conocidos en la arqueología de las tierras bajas del Noroeste argentino.

2

  • Por último, ¿qué proyecciones se proponen para los sitios? ¿De qué forma podemos poner en valor este patrimonio?

Una vez analizado el registro arqueológico y publicados los resultados, consideramos muy relevante poner en valor este patrimonio arqueológico por medio de un proyecto concreto. Algunas de las ideas que vamos a desarrollar es poner en valor el propio lugar de excavación acompañándolo con cartelería sobre el trabajo realizado y sus hallazgos.

También consideramos importante la posibilidad planificar y poner en funcionamiento un museo o un centro de interpretación en Horco Molle, con el fin de reunir y registrar las colecciones arqueológicas procedentes de esta zona para poder preservarlas adecuadamente y proyectar una exposición museográfica planificada que sirva para la generación y difusión conocimiento del pasado prehispánico local a la comunidad horcomollense -quienes muestran un fuerte interés por estos temas- y al público en general, como también para aportar a la enseñanza informal de estudiantes de diversas instituciones educativas y para mejorar el desarrollo turístico.